Versión Inglesa
(+34) 952 81 59 44 | WhatsApp en el +34 679 093 881‬|info@isabelles.es

Tratamiento de Parafina

La principal propiedad de la parafina radica en su alta capacidad para hidratar la dermis, aportar firmeza y dar suavidad a la piel.

El tratamiento con parafina persigue humectar las capas más profundas de la piel, facilitando su nutrición.

El resultado es una piel mucho más hidratada, suave y con un aspecto mucho más rejuvenecido.

  • La parafina es especialmente recomendable en pieles agrietadas, con sequedad, deshidratadas o con falta de elasticidad.
  • Proporciona un acabado realmente espectacular a las pedicuras y manicuras.
  • Como agente reductor puede usarse en brazos, papada, caderas, abdomen y piernas.
  • Disminuye la sequedad y la aparición de pequeñas arrugas en la piel.
  • Promueve la circulación de la sangre debido al calor que emana cuando se encuentra fundida.
  • Ideal como tratamiento complementario en la recuperación de lesiones.
  • Como tratamiento de adelgazamiento, actúa quemando la grasa de los glúteos, el abdomen y las piernas a través del calor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies